Claudia Vallejo
Más ideas de Claudia
En Colombia tenemos una gran variedad de frutas exóticas que no se encuentran en otros lugares. Recuerdo que a la entrada de las universidades, especialmente en las noches frías de Bogotá, se parqueaban unos carritos con unas ollas gigantes con agua aromática. No había nada más rico que salir de clases y tomarse un buen vaso de aromática bien caliente, con ese olor maravilloso. Una mezcla de tantas hierbas frescas, agua hirviendo y endulzada con panela, azúcar.

En Colombia tenemos una gran variedad de frutas exóticas que no se encuentran en otros lugares. Recuerdo que a la entrada de las universidades, especialmente en las noches frías de Bogotá, se parqueaban unos carritos con unas ollas gigantes con agua aromática. No había nada más rico que salir de clases y tomarse un buen vaso de aromática bien caliente, con ese olor maravilloso. Una mezcla de tantas hierbas frescas, agua hirviendo y endulzada con panela, azúcar.