Más ideas de Mel
Magic

Hay muchas razones por las que deberíamos abrazar a cada árbol con el que nos crucemos. Les entregamos dióxido de carbono y ellos nos dan el oxígeno con el que respiramos. Secuestran el carbón de la atmósfera y le dan refugio a un sinnúmero de criaturas.