Rachel Kim
Más ideas de Rachel
Adiós: Debiste quedarte a mi lado incluso si estábamos rotos de verdad,incluso si nuestros gritos rasgaron nuestros sentimientos. En ese momento yo te necesitaba más que nadie, pero diste media vuelta cuando las cosas se complicaron y cerraste la puerta para no volver. Escrito por Celia Kiiro.

Adiós: Debiste quedarte a mi lado incluso si estábamos rotos de verdad,incluso si nuestros gritos rasgaron nuestros sentimientos. En ese momento yo te necesitaba más que nadie, pero diste media vuelta cuando las cosas se complicaron y cerraste la puerta para no volver. Escrito por Celia Kiiro.

Nadie es perfecto pero tampoco nadie es inservible

Nadie es perfecto pero tampoco nadie es inservible