Más ideas de Sofía
#art

Quien vive de ese orgullo donde siempre asoma la soberbia más tóxica e idólatra, acaba muriendo de soledad. El orgullo debe ser el reflejo de un amor propio saludable, sin caer nunca en los excesos.