Habitando el espacio

Diseñada en 1948 por Víctor Schmid, la residencia del artista colombiano Sergio Trujillo Magnenat se convirtió recientemente en un edificio con cinco apartamentos y dos locales comerciales.
24 Pines411 Seguidores
MEDIANTE MUEBLES DE MAMPOSTERÍA se desarrollan las dos habitaciones que acomodan a cuatro personas. Con una paleta suave su interior se ve más espacioso, si bien tienen 5.4 m² cada una.

MEDIANTE MUEBLES DE MAMPOSTERÍA se desarrollan las dos habitaciones que acomodan a cuatro personas. Con una paleta suave su interior se ve más espacioso, si bien tienen 5.4 m² cada una.

Este apartamento fue concebido por Luis Restrepo y Guillermo Arias, fue ejecutado por la firma Octubre Arquitectura y contó con el apoyo del arquitecto Gabriel Insignares quien hace parte de la firma. Y la construcción corresponde a Pablo Perilla.

Este apartamento fue concebido por Luis Restrepo y Guillermo Arias, fue ejecutado por la firma Octubre Arquitectura y contó con el apoyo del arquitecto Gabriel Insignares quien hace parte de la firma. Y la construcción corresponde a Pablo Perilla.

La franqueza de la zona social se realza con su apertura al jardín, que brinda una vista refrescante hacia árboles crecidos, los que además cumplen la condición de darle privacidad a este apartamento de segundo piso.

La franqueza de la zona social se realza con su apertura al jardín, que brinda una vista refrescante hacia árboles crecidos, los que además cumplen la condición de darle privacidad a este apartamento de segundo piso.

-De casa de habitación a cinco apartamentos y dos locales comerciales, Casa Trujillo ofrece espacios con rincones que los hacen únicos.    -Una vidriera de interesante patrón permite mantener bien iluminada la habitación. El piso de bambú contribuye a reflejar aún más la luz.

-De casa de habitación a cinco apartamentos y dos locales comerciales, Casa Trujillo ofrece espacios con rincones que los hacen únicos. -Una vidriera de interesante patrón permite mantener bien iluminada la habitación. El piso de bambú contribuye a reflejar aún más la luz.

Una cuadrícula de madera logra dividir los ambientes manteniendo la transparencia que reina en los espacios sociales.

Una cuadrícula de madera logra dividir los ambientes manteniendo la transparencia que reina en los espacios sociales.

refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

Fluir con el sitio fue la premisa que el arquitecto Felipe van Cotthem, de la firma Diseñadores Urbanos, tuvo presente al abordar el encargo de desarrollar un refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

Fluir con el sitio fue la premisa que el arquitecto Felipe van Cotthem, de la firma Diseñadores Urbanos, tuvo presente al abordar el encargo de desarrollar un refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

En medio del campo El desarrollo de este refugio de 38 m² es la excusa para rememorar la esencia de la casa campesina.

En medio del campo El desarrollo de este refugio de 38 m² es la excusa para rememorar la esencia de la casa campesina.

La cocina está en medio del apartamento y articula toda la vida familiar. Concebida como una cocina-biblioteca, los materiales contribuyen a darle ese aspecto elegante y sofisticado.

La cocina está en medio del apartamento y articula toda la vida familiar. Concebida como una cocina-biblioteca, los materiales contribuyen a darle ese aspecto elegante y sofisticado.

No es la primera vez que Santiago Pradilla y Sebastián Serna, directores del Taller de Santiago y Sebastián, asumen un trabajo de recuperación de la arquitectura bogotana. Lo han hecho en Teusaquillo, La Magdalena y recientemente en Chapinero Alto, donde intervinieron la casa del artista Sergio Trujillo Magnenat, construida hace 68 años por el arquitecto suizo Víctor Schmid, para transformarla en cinco apartamentos y dos locales.

No es la primera vez que Santiago Pradilla y Sebastián Serna, directores del Taller de Santiago y Sebastián, asumen un trabajo de recuperación de la arquitectura bogotana. Lo han hecho en Teusaquillo, La Magdalena y recientemente en Chapinero Alto, donde intervinieron la casa del artista Sergio Trujillo Magnenat, construida hace 68 años por el arquitecto suizo Víctor Schmid, para transformarla en cinco apartamentos y dos locales.


Más ideas
Este apartamento fue concebido por Luis Restrepo y Guillermo Arias, fue ejecutado por la firma Octubre Arquitectura y contó con el apoyo del arquitecto Gabriel Insignares quien hace parte de la firma. Y la construcción corresponde a Pablo Perilla.

Este apartamento fue concebido por Luis Restrepo y Guillermo Arias, fue ejecutado por la firma Octubre Arquitectura y contó con el apoyo del arquitecto Gabriel Insignares quien hace parte de la firma. Y la construcción corresponde a Pablo Perilla.

La franqueza de la zona social se realza con su apertura al jardín, que brinda una vista refrescante hacia árboles crecidos, los que además cumplen la condición de darle privacidad a este apartamento de segundo piso.

La franqueza de la zona social se realza con su apertura al jardín, que brinda una vista refrescante hacia árboles crecidos, los que además cumplen la condición de darle privacidad a este apartamento de segundo piso.

MEDIANTE MUEBLES DE MAMPOSTERÍA se desarrollan las dos habitaciones que acomodan a cuatro personas. Con una paleta suave su interior se ve más espacioso, si bien tienen 5.4 m² cada una.

MEDIANTE MUEBLES DE MAMPOSTERÍA se desarrollan las dos habitaciones que acomodan a cuatro personas. Con una paleta suave su interior se ve más espacioso, si bien tienen 5.4 m² cada una.

Fluir con el sitio fue la premisa que el arquitecto Felipe van Cotthem, de la firma Diseñadores Urbanos, tuvo presente al abordar el encargo de desarrollar un refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

Fluir con el sitio fue la premisa que el arquitecto Felipe van Cotthem, de la firma Diseñadores Urbanos, tuvo presente al abordar el encargo de desarrollar un refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

Una cuadrícula de madera logra dividir los ambientes manteniendo la transparencia que reina en los espacios sociales.

Una cuadrícula de madera logra dividir los ambientes manteniendo la transparencia que reina en los espacios sociales.

En medio del campo El desarrollo de este refugio de 38 m² es la excusa para rememorar la esencia de la casa campesina.

En medio del campo El desarrollo de este refugio de 38 m² es la excusa para rememorar la esencia de la casa campesina.

-De casa de habitación a cinco apartamentos y dos locales comerciales, Casa Trujillo ofrece espacios con rincones que los hacen únicos.    -Una vidriera de interesante patrón permite mantener bien iluminada la habitación. El piso de bambú contribuye a reflejar aún más la luz.

-De casa de habitación a cinco apartamentos y dos locales comerciales, Casa Trujillo ofrece espacios con rincones que los hacen únicos. -Una vidriera de interesante patrón permite mantener bien iluminada la habitación. El piso de bambú contribuye a reflejar aún más la luz.

PARA CELEBRAR LA VISTA Amplios ventanales volcados hacia un gran jardín permiten tener tras las vidrieras paisajes que refrescan el interior. Desde distintos puntos de este apartamento se enmarca la naturaleza, lo que le brinda a esta limpia arquitectura un toque relajante.

PARA CELEBRAR LA VISTA Amplios ventanales volcados hacia un gran jardín permiten tener tras las vidrieras paisajes que refrescan el interior. Desde distintos puntos de este apartamento se enmarca la naturaleza, lo que le brinda a esta limpia arquitectura un toque relajante.

refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

refugio familiar en el valle de Sopó, en Cundinamarca.

No es la primera vez que Santiago Pradilla y Sebastián Serna, directores del Taller de Santiago y Sebastián, asumen un trabajo de recuperación de la arquitectura bogotana. Lo han hecho en Teusaquillo, La Magdalena y recientemente en Chapinero Alto, donde intervinieron la casa del artista Sergio Trujillo Magnenat, construida hace 68 años por el arquitecto suizo Víctor Schmid, para transformarla en cinco apartamentos y dos locales.

No es la primera vez que Santiago Pradilla y Sebastián Serna, directores del Taller de Santiago y Sebastián, asumen un trabajo de recuperación de la arquitectura bogotana. Lo han hecho en Teusaquillo, La Magdalena y recientemente en Chapinero Alto, donde intervinieron la casa del artista Sergio Trujillo Magnenat, construida hace 68 años por el arquitecto suizo Víctor Schmid, para transformarla en cinco apartamentos y dos locales.

Pinterest
Buscar