¡Explora Fábricas, España y más!

Eugeni Forcano - La meva Barcelona | Galeria

Exposición virtual de Eugeni Forcano, La meva Barcelona - Archivo fotográfico de Barcelona. Galería de fotos

Fábrica de juguetes. Taller de pintura. Barcelona, c.1914

El CCCB inaugura esta tarde a las una nueva exposición sobre fotografía, en este caso dedicada a la obra de un artista que trabajó a principios del siglo XX. Se trata del fotógrafo Josep Brangu…

Parc dell Clot - Barcelona  Mi lugar favorito EVERRRRR

Parc dell Clot - Barcelona Mi lugar favorito EVERRRRR

Fábrica de conserva de pescado de O Pindo          (1920-1930)

Ruth Matilda Anderson es una fotógrafa americana que viajó en los años veinte para documentar España por cargo de la Hispanic American Society. En esta década viajó dos veces a Galicia e hiz

Fábrica Hispano Suiza de 1906. Barcelona, ahora y siempre: Turismo e industria

Fábrica Hispano Suiza de Barcelona, ahora y siempre: Turismo e industria

La Fábrica de Cerveza El Aguila de Madrid. Fundada en 1900. Situada justo enfrente de la estación de Delicias.

La tradición cervecera en nuestro país es muy antigua. El agua de cebada fermentada ya se consumía en el neolítico, y se han encontr...

FOTOS DE BARCELONA Fotografías comparativas de Barcelona. Pasado y presente Fábrica de electricidad

Fotografies comparatives del passat i del present de Barcelona i altres poblacions. Fotografías comparativas del pasado y del presente de Barcelona y otras poblaciones

Casa Batllo. El Sr. Batlló, rico hombre de negocios que poseía diversas fábricas textiles en Barcelona, compró el edificio por 510 000 pesetas, con la primera intención de derribarlo y construir uno nuevo, aunque luego se conformó con reformarlo, y mientras él se reservó la planta principal el resto lo explotó en régimen de alquiler, como era habitual en las casas burguesas de la época. También entregó algunos pisos a sus hijos según se iban casando.

Casa Batllo. El Sr. Batlló, rico hombre de negocios que poseía diversas fábricas textiles en Barcelona, compró el edificio por 510 000 pesetas, con la primera intención de derribarlo y construir uno nuevo, aunque luego se conformó con reformarlo, y mientras él se reservó la planta principal el resto lo explotó en régimen de alquiler, como era habitual en las casas burguesas de la época. También entregó algunos pisos a sus hijos según se iban casando.

Pinterest
Buscar