No es la suite más cara de la Costa del Sol (cuesta 1.500 euros al día, en temporada baja), pero sí la más deseada desde que la primera dama estadounidense se alojó aquí en el verano de 2010. Desde entonces se llama, para que no haya dudas, Villa Obama. Michelle durmió en la planta baja y sus hijas, en la segunda de las tres que tiene esta suite de 355 metros que, además de dos habitaciones con sendos baños de mármol travertino, dispone de salón con chimenea, piscina y tres terrazas con ...

No es la suite más cara de la Costa del Sol (cuesta 1.500 euros al día, en temporada baja), pero sí la más deseada desde que la primera dama estadounidense se alojó aquí en el verano de 2010. Desde entonces se llama, para que no haya dudas, Villa Obama. Michelle durmió en la planta baja y sus hijas, en la segunda de las tres que tiene esta suite de 355 metros que, además de dos habitaciones con sendos baños de mármol travertino, dispone de salón con chimenea, piscina y tres terrazas con ...

Sólo por comer en el restaurante MB (dirigido por Martín Berasategui) y en el japonés Abama Kabuki, ya merece la pena coger un avión y plantarse en este resort de golf del suroeste de Tenerife. Pero si encima podemos pagar los 10.000 euros que cuesta cada día la Suite Imperial, ya estamos tardando. Situada en lo más alto de la roja ciudadela que preside el complejo, esta suite de 950 metros cuadrados (casi, casi, como una piscina olímpica) tiene dos habitaciones equipadas con todo lujo de…

Sólo por comer en el restaurante MB (dirigido por Martín Berasategui) y en el japonés Abama Kabuki, ya merece la pena coger un avión y plantarse en este resort de golf del suroeste de Tenerife. Pero si encima podemos pagar los 10.000 euros que cuesta cada día la Suite Imperial, ya estamos tardando. Situada en lo más alto de la roja ciudadela que preside el complejo, esta suite de 950 metros cuadrados (casi, casi, como una piscina olímpica) tiene dos habitaciones equipadas con todo lujo de…

Piscina de La Almazara de Valdeverdeja.

Piscina de La Almazara de Valdeverdeja.

Lo militar y lo lujoso son enemigos tradicionales, de los cuesta ver juntos en ninguna parte. Menos en Cap Rocat, una batería construida en 1889 para defender a cañonazos la bahía de Palma, que desde 2010 es un hotel de campanillas, propiedad y creación del diseñador Antonio Obrador. Claro que no es un lujo exuberante, sino comedido, respetuoso con la arquitectura defensiva del enclave y el paisaje que lo rodea, que es reserva marina y de aves.

Lo militar y lo lujoso son enemigos tradicionales, de los cuesta ver juntos en ninguna parte. Menos en Cap Rocat, una batería construida en 1889 para defender a cañonazos la bahía de Palma, que desde 2010 es un hotel de campanillas, propiedad y creación del diseñador Antonio Obrador. Claro que no es un lujo exuberante, sino comedido, respetuoso con la arquitectura defensiva del enclave y el paisaje que lo rodea, que es reserva marina y de aves.

El turismo rural no es una moda pasajera. Así ha quedado demostrado en los últimos años cuando la oferta de alojamientos en plena naturaleza no solo ha crecido sino que ha ido mejorando en cuanto a su calidad y servicios. De esta forma, los hoteles rurales nos permiten hoy en día disfrutar de unas vacaciones alejados de la ciudad pero sin privarnos del confort y las comodidades que tanto nos gustan.

El turismo rural no es una moda pasajera. Así ha quedado demostrado en los últimos años cuando la oferta de alojamientos en plena naturaleza no solo ha crecido sino que ha ido mejorando en cuanto a su calidad y servicios. De esta forma, los hoteles rurales nos permiten hoy en día disfrutar de unas vacaciones alejados de la ciudad pero sin privarnos del confort y las comodidades que tanto nos gustan.

Pinterest
Buscar