¡Explora Pintura, Marc Chagall y más!

Explorar temas relacionados

Mal de amores: ¡Mátame amor, de amor!El amor romántico señala al amor como respetuoso, comprensivo, tolerante, que todo lo sufre y  soporta y al admitir que en el amor se sufre y soporta, se soporta también el odio, el horror y la rabia como sacrificio para hacer vivible la experiencia que la mayoría de las veces es insostenible o insoportable. Eso es como decir: ¡Mátame amor, de amor!  El sacrificio frustra el deseo de vida del ser humano.

Mal de amores: ¡Mátame amor, de amor!El amor romántico señala al amor como respetuoso, comprensivo, tolerante, que todo lo sufre y soporta y al admitir que en el amor se sufre y soporta, se soporta también el odio, el horror y la rabia como sacrificio para hacer vivible la experiencia que la mayoría de las veces es insostenible o insoportable. Eso es como decir: ¡Mátame amor, de amor! El sacrificio frustra el deseo de vida del ser humano.

Marc Chagall. Moi et le village (Yo y la aldea), 1911 Öffentliche Kunstsammlung Basel, Kupferstichkabinett.Donación Trix Dürst-Haas, Muttenz

Marc Chagall. Moi et le village (Yo y la aldea), 1911 Öffentliche Kunstsammlung Basel, Kupferstichkabinett.Donación Trix Dürst-Haas, Muttenz

Pinterest
Buscar