¡Explora El Bien, Ser y más!

De hecho muchos católicos se preguntan en estos momentos ¿Por qué no deconstruir la Iglesia para el bien de todos? Nos dicen que no hace falta que la doctrina cambie para que la Iglesia cambie. Los dogmas y la Tradición pueden ser reinterpretadas o reestructuradas de forma conveniente, para satisfacer las necesidades actuales del ser humano. De esta forma se consigue contentar, aparentemente, a todos.

De hecho muchos católicos se preguntan en estos momentos ¿Por qué no deconstruir la Iglesia para el bien de todos? Nos dicen que no hace falta que la doctrina cambie para que la Iglesia cambie. Los dogmas y la Tradición pueden ser reinterpretadas o reestructuradas de forma conveniente, para satisfacer las necesidades actuales del ser humano. De esta forma se consigue contentar, aparentemente, a todos.

Nos llaman fundamentalistas porque tenemos fundamentos y los defendemos con razón y fe: “A quien tiene una fe clara, según el Credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalismo”. En el fondo todos somos fundamentalistas, porque todos, incluso los relativistas, defendemos nuestros fundamentos.

Nos llaman fundamentalistas porque tenemos fundamentos y los defendemos con razón y fe: “A quien tiene una fe clara, según el Credo de la Iglesia, a menudo se le aplica la etiqueta de fundamentalismo”. En el fondo todos somos fundamentalistas, porque todos, incluso los relativistas, defendemos nuestros fundamentos.

With Ireland vote No

With Ireland vote No

Dios nos “llama a su seguimiento para darnos la salvación. Ya que seguir al Señor es tener parte en la salvación, como el que sigue la luz tiene parte en la luz” pero nosotros preferimos andar por libre. La misión para que nos llama el Señor no es nada sencilla, es imposible si no contamos con la Gracia de Dios. Por eso mismo es importante decir sí al Señor y confiar en Su Voluntad. Buscar caminos alternativos nunca nos llevará hacia donde está la Luz, que es Cristo.

Dios nos “llama a su seguimiento para darnos la salvación. Ya que seguir al Señor es tener parte en la salvación, como el que sigue la luz tiene parte en la luz” pero nosotros preferimos andar por libre. La misión para que nos llama el Señor no es nada sencilla, es imposible si no contamos con la Gracia de Dios. Por eso mismo es importante decir sí al Señor y confiar en Su Voluntad. Buscar caminos alternativos nunca nos llevará hacia donde está la Luz, que es Cristo.

La cizaña debilita al trigo y engaña al agricultor, que no sabe que está instalada en su cosecha. Cuando ya puede diferenciar trigo y cizaña, no puede quitarla sin dañar al trigo. Habrá que esperar a que venga la ciega y se separe trigo y cizaña, grano y paja. El grano se molerá para hacer harina, que mezclada con agua, sal y levadura, hará posible tener masa de trigo lista para hornear. La cizaña y la paja, servirá para otras cosas, como avivar el fuego que cocerá la masa de trigo para…

La cizaña debilita al trigo y engaña al agricultor, que no sabe que está instalada en su cosecha. Cuando ya puede diferenciar trigo y cizaña, no puede quitarla sin dañar al trigo. Habrá que esperar a que venga la ciega y se separe trigo y cizaña, grano y paja. El grano se molerá para hacer harina, que mezclada con agua, sal y levadura, hará posible tener masa de trigo lista para hornear. La cizaña y la paja, servirá para otras cosas, como avivar el fuego que cocerá la masa de trigo para…

The Adoration of the Kings (Monforte Altar) / La adoración de los Reyes Magos // around 1470 // Hugo van der Goes // Gemäldegalerie, National Museums in Berlin // #Jesus #Christ #Epiphany #Epifanía

The Adoration of the Kings (Monforte Altar) / La adoración de los Reyes Magos // around 1470 // Hugo van der Goes // Gemäldegalerie, National Museums in Berlin // #Jesus #Christ #Epiphany #Epifanía

Recordemos el pasaje de Isaías que Cristo leyó en la Sinagoga: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió y envió a evangelizar a los pobres y predicar la redención a los cautivos”. Es interesante entender por qué a los pobres y los cautivos. ¿No se puede evangelizar a una persona que no sea pobre ni cautiva? Para desentrañar este “misterio” pensemos en una de las bienaventuranzas: “Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el Reino de los Cielos”.

Recordemos el pasaje de Isaías que Cristo leyó en la Sinagoga: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió y envió a evangelizar a los pobres y predicar la redención a los cautivos”. Es interesante entender por qué a los pobres y los cautivos. ¿No se puede evangelizar a una persona que no sea pobre ni cautiva? Para desentrañar este “misterio” pensemos en una de las bienaventuranzas: “Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el Reino de los Cielos”.

Los cristianos sabemos que nuestra fe no se puede vivir de forma aislada, necesitamos una comunidad. Incluso los eremitas necesitan de una comunidad espiritual y personas que se relacionen con ellos de forma regular. Cristo eligió una comunidad para vivir los tres años de su ministerio público, aunque también buscase momentos y periodos de soledad. Pero vivir en comunidad no es sencillo, es complicado. Supone saber qué compartimos en común y cómo tratar todo lo que no es común.

Los cristianos sabemos que nuestra fe no se puede vivir de forma aislada, necesitamos una comunidad. Incluso los eremitas necesitan de una comunidad espiritual y personas que se relacionen con ellos de forma regular. Cristo eligió una comunidad para vivir los tres años de su ministerio público, aunque también buscase momentos y periodos de soledad. Pero vivir en comunidad no es sencillo, es complicado. Supone saber qué compartimos en común y cómo tratar todo lo que no es común.

Tendemos a dividir para comprender las cosas, pero se nos suele olvidar que si no vemos cómo funciona todo unido, perdemos mucho más de lo que ganamos. El diablo es el gran analista, el gran separador-divisor, que se complace en trocear todo para que perdamos la noción de unidad y conjunto

Tendemos a dividir para comprender las cosas, pero se nos suele olvidar que si no vemos cómo funciona todo unido, perdemos mucho más de lo que ganamos. El diablo es el gran analista, el gran separador-divisor, que se complace en trocear todo para que perdamos la noción de unidad y conjunto

La necesidad de leer la Palabra de Dios y encarnarla en nuestro día a día. Las discusiones del Sínodo podrán traer novedades y tal vez desencuentros, pero nuestra vida de fe no debería verse afectada por discusiones que, por desgracia, inciden poco o nada en la vida de las familias dentro de la Iglesia. La Roca es Cristo, no el “Instrumentum Laboris”, por muchos dolores de cabeza que nos produzca.

La necesidad de leer la Palabra de Dios y encarnarla en nuestro día a día. Las discusiones del Sínodo podrán traer novedades y tal vez desencuentros, pero nuestra vida de fe no debería verse afectada por discusiones que, por desgracia, inciden poco o nada en la vida de las familias dentro de la Iglesia. La Roca es Cristo, no el “Instrumentum Laboris”, por muchos dolores de cabeza que nos produzca.

Pinterest
Buscar