¡Explora La Historia, La Mujer y más!

Mis dos ojos cantan, por la gentileza que aprisiona mi alma, con tanta energía, que el mundo vería, tanta gran firmeza, que la gran esfera, en Sol rodaría.

Mis dos ojos cantan, por la gentileza que aprisiona mi alma, con tanta energía, que el mundo vería, tanta gran firmeza, que la gran esfera, en Sol rodaría.

Buscaste estabilidad, entre los bailadores. Sota-y-espadas, paridad con los ojos perdedores.

Buscaste estabilidad, entre los bailadores. Sota-y-espadas, paridad con los ojos perdedores.

Mis corporales sentidos, trazan raya fina, que en la divinal figura, hacen convergencia. Mis ojos escogen, lloran..., brilla en vuestra ausencia mi corazón...late y late, en triste rutina.

Mis corporales sentidos, trazan raya fina, que en la divinal figura, hacen convergencia. Mis ojos escogen, lloran..., brilla en vuestra ausencia mi corazón...late y late, en triste rutina.

Así como tierno infante, contempla en toda abstinencia, del entorno circundante, las luces en refulgencia, que brillan ante sus ojos, soy por círculo amoroso de vuestra estrella  latente, ciego pero virtuoso.

Así como tierno infante, contempla en toda abstinencia, del entorno circundante, las luces en refulgencia, que brillan ante sus ojos, soy por círculo amoroso de vuestra estrella latente, ciego pero virtuoso.

Si en breve no tengo ayuda, siento mi ruina, por mal que temperatura, sube en la dolencia, que el doctor no ve por fuera, frío en apariencia, pero llama soy por dentro, fuego en hornacina.

Si en breve no tengo ayuda, siento mi ruina, por mal que temperatura, sube en la dolencia, que el doctor no ve por fuera, frío en apariencia, pero llama soy por dentro, fuego en hornacina.

Vuelve tus ojos atrás, toda moneda, dos caras reflejan en ti, detrás, verás gente con sus máscaras.

Vuelve tus ojos atrás, toda moneda, dos caras reflejan en ti, detrás, verás gente con sus máscaras.

Tiemblo de frío por vos, cuando en cataclismo, veo la insigne bondad, que en el pergamino, de vuestra mirada azul, yace en sol marino. Del gran linaje de Adán, soy el Amor mismo.

Tiemblo de frío por vos, cuando en cataclismo, veo la insigne bondad, que en el pergamino, de vuestra mirada azul, yace en sol marino. Del gran linaje de Adán, soy el Amor mismo.

La faz se ilumina, igual que un infante, cuando veo el cuadro, de dulce señora, que brilla en encanto, con la luz galante, que con honor brilla, en eterna aurora.

La faz se ilumina, igual que un infante, cuando veo el cuadro, de dulce señora, que brilla en encanto, con la luz galante, que con honor brilla, en eterna aurora.

Mi mente piensa y repiensa, con gran disciplina. ¿Qué parte más valor tiene? Fuego en penitencia. De amor estoy en el censo, aún en vigencia. Mis letras son tinta roja, natural resina.

Mi mente piensa y repiensa, con gran disciplina. ¿Qué parte más valor tiene? Fuego en penitencia. De amor estoy en el censo, aún en vigencia. Mis letras son tinta roja, natural resina.

Con Amor, la eternidad, recibe el bautismo, en el acto de crear, camino divino, que  funde nuestro reloj, en instante fino de dulce encuentro inicial, en paralelismo.

Con Amor, la eternidad, recibe el bautismo, en el acto de crear, camino divino, que funde nuestro reloj, en instante fino de dulce encuentro inicial, en paralelismo.

Pinterest
Buscar