Lina Tovar
Más ideas de Lina
Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip