Lewing Santiago
Más ideas de Lewing
Comienza cada día con un corazón agradecido, porque a pesar de todo lo que te está pasando, hay muchas cosas que agradecer. Párate un momento. Aparca los problemas a un lado por un instante. Mira con el corazón y empieza a dar gracias por lo que ves que hay de bueno. Si no ves nada, el problema no es tu vida, si no tú mismo. Pídele a Dios que te de ojo para ver también lo bueno. Es cuestión de supervivencia. Está en juego tu felicidad y la de los que te rodean.

Comienza cada día con un corazón agradecido, porque a pesar de todo lo que te está pasando, hay muchas cosas que agradecer. Párate un momento. Aparca los problemas a un lado por un instante. Mira con el corazón y empieza a dar gracias por lo que ves que hay de bueno. Si no ves nada, el problema no es tu vida, si no tú mismo. Pídele a Dios que te de ojo para ver también lo bueno. Es cuestión de supervivencia. Está en juego tu felicidad y la de los que te rodean.

Idea ~ Tema o versículo para una Reunión de Damas "Esperar en Dios"✿⊱╮Salmos 40:1-3 Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.♔

Idea ~ Tema o versículo para una Reunión de Damas "Esperar en Dios"✿⊱╮Salmos 40:1-3 Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.♔

Yo voy a enviar un ángel delante de ti, para que te proteja en el camino y te conduzca hasta el lugar que te he preparado. Respétalo y escucha su voz. No te rebeles contra él, porque no les perdonará las transgresiones, ya que mi Nombre está en él. Si tú escuchas realmente su voz y haces todo lo que te diga, seré enemigo de tus enemigos y adversario de tus adversarios.

Yo voy a enviar un ángel delante de ti, para que te proteja en el camino y te conduzca hasta el lugar que te he preparado. Respétalo y escucha su voz. No te rebeles contra él, porque no les perdonará las transgresiones, ya que mi Nombre está en él. Si tú escuchas realmente su voz y haces todo lo que te diga, seré enemigo de tus enemigos y adversario de tus adversarios.