A veces...

Las miradas cuentan historias: suicidio, tristeza, felicidad, entre otras; pero lastimosamente nadie se da cuenta

Lo supe desde que lo conoci que no se quedaria, pero nunca se revelo, nunca me dejo entrar.. Quiero pensar que se dio cuenta que estaba frente a una reyna, y el sabia muy bien que sus intenciones no eran buenas. Me queda el recuerdo y los suspiros. Espero

Una noche sin café

Así fue ella, pero el respondía: "Yo soy yo, tu eres tu, no voy a cambiar" "Por unos días que no me veas no te vas a morir"

Pinterest
Buscar