Galeano.Recorremos tus palabras andantes.: Espejos blancos para caras negras

Galeano.Recorremos tus palabras andantes.: Espejos blancos para caras negras

Hace un año, exactamente un año, nos cerró la boca del tiempo, nos dejó patas arriba, nos rompió los espejos, nos mojó la memoria del fuego, nos atrapó las palabras andantes, nos mató los nacimientos, nos robó los hijos de los días, nos pinchó el fútbol a sol y sombra, nos secuestró los sueños de Helena, nos calló la canción de nosotros y nos desangró las Venas Abiertas de América Latina. Pero no, nosotros decimos no, porque no hay dios ni tirano que pueda con los abrazos de Eduardo Galeano.

Retrato de Galeano

Hace un año, exactamente un año, nos cerró la boca del tiempo, nos dejó patas arriba, nos rompió los espejos, nos mojó la memoria del fuego, nos atrapó las palabras andantes, nos mató los nacimientos, nos robó los hijos de los días, nos pinchó el fútbol a sol y sombra, nos secuestró los sueños de Helena, nos calló la canción de nosotros y nos desangró las Venas Abiertas de América Latina. Pero no, nosotros decimos no, porque no hay dios ni tirano que pueda con los abrazos de Eduardo Galeano.

Eduardo Galeano ha dedicado el tema de esta charla a la clase trabajadora del mundo...

Eduardo Galeano ha dedicado el tema de esta charla a la clase trabajadora del mundo...

“Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo.” - Eduardo Galeano

“Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo.” - Eduardo Galeano

Mirrors: Stories of Almost Everyone by Eduardo Galeano http://www.amazon.com/dp/1568586124/ref=cm_sw_r_pi_dp_y8Skub14HDXFD

Mirrors: Stories of Almost Everyone by Eduardo Galeano http://www.amazon.com/dp/1568586124/ref=cm_sw_r_pi_dp_y8Skub14HDXFD

Pinterest
Buscar