El Rey de mi vida

El amor de Dios es maravilloso
San Juan 8:12 Yo soy la luz del mundo,  el que me sigue,  tendrá la luz  que le da la vida,   y nunca andará  en la oscuridad  .

San Juan 8:12 Yo soy la luz del mundo, el que me sigue, tendrá la luz que le da la vida, y nunca andará en la oscuridad .

Eclesiástico 17:15 La conducta de los hombres está siempre presente ante Dios, nada escapa a su mirada

Eclesiástico 17:15 La conducta de los hombres está siempre presente ante Dios, nada escapa a su mirada

Salmo 143:10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. ¡Que tu buen espíritu me lleve por camino recto!

Salmo 143:10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. ¡Que tu buen espíritu me lleve por camino recto!

Eclesiástico 2 -18. Pongámonos en las manos del Señor, y no en las manos de los hombres; porque el amor de Dios es igual a su grandeza.

Eclesiástico 2 -18. Pongámonos en las manos del Señor, y no en las manos de los hombres; porque el amor de Dios es igual a su grandeza.

1 San Pedro 5-10:11 Pero después que ustedes hayan sufrido,  por un poco tiempo, Dios los hará perfectos, firmes fuertes y seguros.

1 San Pedro 5-10:11 Pero después que ustedes hayan sufrido, por un poco tiempo, Dios los hará perfectos, firmes fuertes y seguros.

Proverbios 16- 1:2 Los  planes son del hombre; la palabra final la tiene el Señor. Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.

Proverbios 16- 1:2 Los planes son del hombre; la palabra final la tiene el Señor. Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.

Salmo 39-5 “Señor, hazme saber qué fin  tendré y cuánto tiempo voy a vivir,  para que comprenda cuán breve  es mi vida.”.

Salmo 39-5 “Señor, hazme saber qué fin tendré y cuánto tiempo voy a vivir, para que comprenda cuán breve es mi vida.”.

Salmo 32:8 El Señor dice: “Mis ojos están puestos en ti. Yo te daré instrucciones, te daré consejos,  te enseñaré el camino que debes seguir”

Salmo 32:8 El Señor dice: “Mis ojos están puestos en ti. Yo te daré instrucciones, te daré consejos, te enseñaré el camino que debes seguir”

Salmo 23 1:3 El Señor es mi pastor; nada me falta. En verdes praderas me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce,  me da nuevas fuerzas y me lleva  por caminos rectos,  haciendo honor a su nombre.

Salmo 23 1:3 El Señor es mi pastor; nada me falta. En verdes praderas me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce, me da nuevas fuerzas y me lleva por caminos rectos, haciendo honor a su nombre.

Salmo 94 - 17 :18 Si el Señor no me hubiera ayudado,  Yo estaría ya en el silencio de la muerte. Cuando alguna vez dije “mis pies resbalan”,  tu amor, Señor, vino en mi ayuda.

Salmo 94 - 17 :18 Si el Señor no me hubiera ayudado, Yo estaría ya en el silencio de la muerte. Cuando alguna vez dije “mis pies resbalan”, tu amor, Señor, vino en mi ayuda.

Pinterest
Buscar