SÍNDONE

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.
13 Pins7 Followers
LOLA NICOTINA

LOLA NICOTINA

LOLA NICOTINA

LOLA NICOTINA

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Ya no había dolor, su padre, el mismo Dios lo estaba recibiendo en las puertas del cielo.

Pálido, frío, inerte, inexistente. Así era Juan cuando estaba desnudo frente a su esposa.

Pálido, frío, inerte, inexistente. Así era Juan cuando estaba desnudo frente a su esposa.

Pálido, frío, inerte, inexistente. Así era Juan cuando estaba desnudo frente a su esposa.

Pálido, frío, inerte, inexistente. Así era Juan cuando estaba desnudo frente a su esposa.


More ideas
Pinterest
Search